5 consejos para comprar un local comercial en Andorra

5 consejos para comprar un local comercial en Andorra

Emprender un negocio es un paso importante para cualquier persona y no sólo a nivel profesional, también en lo personal, ya que se trata de una inversión económica considerable. Al margen de la actividad profesional que se quiera desarrollar, el espacio de trabajo es esencial para lograr los objetivos económicos y profesionales que se plantea una empresa. Es por eso que para encontrar el espacio más indicado, es necesario tener en cuenta algunos aspectos que faciliten la decisión de comprar un local comercial. 

A continuación te indicamos las claves a tener en cuenta para comprar un local comercial en Andorra.

1.    La localización del local

Este factor muchas veces es determinante para el desarrollo de cualquier negocio. Se trata de encontrar un espacio que sea fácilmente visible y accesible para clientes y proveedores. Las comunicaciones con el local y las zonas de carga y descarga son también aspectos a tener en cuenta, ya que de este modo se facilita el trabajo de todas las partes que, directa o indirectamente, están implicadas en la actividad de la empresa.
En nuestro caso, por ejemplo, disponemos de oficinas y despachos situados en las parroquias más céntricas del país, como son Escaldes-Engordany y Andorra la Vella. Las zonas con el mayor número de peticiones para alquilar o comprar un local comercial en Andorra.


2.    Acondicionamiento y distribución del espacio

Según el tipo de actividad que se lleve a cabo, la compra de un local comercial debe hacerse pensando en el tamaño del local, así como el equipamiento que se utilice. De este modo, hay que fijarse si en el local cuenta con sistemas de ventilación y de salida de humos, por ejemplo, siempre que el local que se está buscando esté orientado a la restauración o a la hostelería. Sin embargo, si se trata de una tienda de servicios, sería interesante adquirir un local que además de situarse en una zona comercial céntrica, esta sea fácilmente visible.
Por otra parte, es recomendable analizar al máximo los distintos espacios del local para ahorrarse futuras inversiones en reformas y mantener así la actividad del negocio de forma ininterrumpida.

 

3.    Informarse de la normativa andorrana

En Immobiliària Superior nos pondremos en contacto contigo para informarte y resolverte todas las dudas que tengas en relación con la compra o alquiler de un local comercial en Andorra. Nuestro equipo de profesionales, con una experiencia contrastada en el sector inmobiliario, te asesorará y te guiará en todo el proceso de compra o alquiler del local, y pondrán a tu disposición una selección de los locales comerciales que mejor se adapten a tus preferencias.
Hay que tener en cuenta que la normativa no se aplica de la misma manera en todos los establecimientos, por lo que es importante informarse de todas las condiciones para evitar cualquier problema que pueda haber para el desarrollo del negocio.

 

4.    Analizar la competencia

Una de las claves para garantizar la viabilidad de un negocio es estudiar cómo se trabaja desde la competencia y diseñar una estrategia para diferenciarse de ella. En este caso, sin embargo, siempre resulta útil analizar la actividad de los negocios de la zona para adoptar estrategias similares. De esta manera, examinando los espacios y las actividades que desarrolla la competencia se pueden evitar futuros errores y mejorar así la rentabilidad del espacio de trabajo.

 

5.    Tener en cuenta los gastos del local

Se trata de un factor esencial para la compra de un local comercial. Estos gastos, por ejemplo, corresponden a los gastos de gestoría y del registro de la actividad comercial en el local, así como asumir los costes de notaría para elaborar las escrituras del inmueble, etc.
En referencia al proceso de compra de un local comercial, la cantidad económica que debe abonar el futuro propietario es un importe fijo, sumado a un porcentaje sobre el precio de venta de la propiedad. Dicho de otra forma, al importe se le suma una cuantía que oscila entre los 600€ y 1300€, más el 0,1% del valor de venta de la propiedad. Así mismo, el comprador del local comercial, de la misma manera que en las viviendas, debe hacerse cargo del impuesto que aplica el gobierno para la compra de propiedades. En este caso, estamos hablando del 4% sobre el valor final de venta que se haya acordado, repartido en dos partes: un 2% para el comú donde se encuentre la propiedad y un 2% restante al Govern de Andorra.
 

Suscríbete a nuestra newsletter: